Pastoral

Marianitas, Nuevos caminos de vida

La pastoral es un don, un regalo del Espíritu, pero a la vez una tarea, un desafío exigente: trasformar la realidad, lo cual es responsabilidad de los discípulos - misioneros. La acción evangelizadora en toda Obra Marianita es prioritariamente de acogida, escucha y acompañamiento. Nuestra intervención pastoral ha de ser de calidad, muy bien pensada y estructurada. No a la improvisación que nos lleva al activismo, al cansancio y a ninguna parte.

Queremos un Instituto renovado, con un estilo de vida evangélico, cada vez más plural e intercultural, con personas activas en el desarrollo integral del mundo actual, que incidan en la transformación de la sociedad desde los valores del Evangelio. En este momento histórico necesitamos un corazón compasivo y misericordioso que impida el estancamiento de nuestras opciones. Queremos mostrar a Jesús encarnado en una Iglesia viva, comunidad profética y portadora de esperanza que se nutre de una fe contextualizada, adulta y práctica.

Nuestra pasión por Jesús y por la extensión de su Reino nos exige renacer y atender con corazón misericordioso a los nuevos rostros sufrientes. Para esto, necesitamos fortalecer nuestra identidad Marianita.

El PROYECTO SALVADOR DEL PADRE, se dinamiza por medio de las acciones pastorales que requieren de procesos sistemáticos y organizados, para lo cual es imprescindible tener una mentalidad proyectual, lo cual en términos pastorales no solo implica un trabajo técnico, sino sobre todo de discernimiento en el Espíritu Santo; ya que en una planificación pastoral se debe considerar dos momentos: discernir y proyectar (acompañar)

La planificación pastoral se hace efectiva en:

Planes pastorales: tiene su visión a largo plazo y se utiliza para programar acciones por medio de la definición de objetivos, misión, visión, metas y líneas de acción. En nuestro caso, el Plan General de Pastoral se convierte en el faro que guía las acciones del Instituto.

Programas pastorales: constituyen un nivel operativo, tiene una visión de mediano plazo, en el cual se definen los recursos y el alcance de las acciones que se quieren programar según lo establecido en el Plan.

Proyectos pastorales: se ubican en el nivel operativo, con una visión de corto plazo; tienen un inicio y un fin determinado. La razón de un proyecto es alcanzar las metas específicas dentro de los límites que imponen un presupuesto, calidades establecidas previamente y un lapso de tiempo previamente definido

Seguidamente presentamos los elementos estratégicos del Plan General de Pastoral, los cuales son comunes para todas las tareas apostólicas del Instituto.

 

Elementos Estratégicos

MISIÓN

Somos Marianitas, quienes con amor apasionado a Jesús camino del Calvario y en comunión eclesial, continuamos en el mundo la acción salvadora de Cristo Jesús, en clave de amor misericordioso, con opción preferencial por los más pobres, al estilo de Mercedes de Jesús Molina que evangeliza desde la Cristiana Educación con ternura y firmeza.

VISIÓN

El Instituto de Religiosas Marianitas y laicos proyecta al 2022 ser una comunidad apasionada por Jesús y su Reino, con una presencia evangelizadora de calidad,

humana y espiritual, mediante una propuesta creativa e innovadora de testimonio y respuesta a los nuevos rostros de orfandad.

    

                              

info@marianitas.org
EL Chinchinal E10 – 219 y Av. 6 de Diciembre
Prov. de Pichincha. Quito – ECUADOR