Capítulo General 10

San Rafael, 07 de Agosto del 2018

 

DANDO FORMA A LOS ODRES NUEVOS

 

 

             En este día, la Comunidad Capitular inició su oración comunitaria con la motivación del Evangelio del día, Mt 14, 22 -36. La comisión de Liturgia, con mucha creatividad, representó la barca y en ella los nombres de cada hermana que participa en el Capítulo, organizadas por Provincias. Sobre este signo una reflexión amplia, práctica y profunda, aplicando a la vida real del Instituto; muchas veces nos parecemos a Pedro…nos falta la fe. Pero, los otros discípulos reconocieron al Señor que camina por las aguas en la oscuridad de la noche.

 

Jesús en este texto evangélico nos enseña como caminar sobre las aguas:

 

“El camino de la fe”.¿Cómo caminar sobre el agua?: siguiendo las instrucciones:

 

* Escuchar al maestro y hacer lo que él nos pide…

 

             Jesús mandó a los discípulos a cruzar a la otra orilla. Ellos siguieron instrucciones, así de sencillo. Jesús les dijo crucen y ellos cruzaron. Ellos se esforzaban por cumplir lo que Jesús les pidió, estaban en medio de la obediencia cuando la barca fue azotada por las olas, porque el viento les era contrario, Mt 14,24.

 

           Obedecer a Jesús siempre traerá oposición. La idea aquí es no rendirse, sino fatigarse, cansarse para cumplir con lo que Dios te mandó. “Este es nuestra única  misión,  continuar  en el mundo la misión salvadora de Jesús” Const. # 6.

 

             Luego continuaron con la celebración de la Eucaristía presidida por el P. Carlos Ignacio Man Gin, S.J., quien desde su homilía las invitó a reconocer que la formación recibida es desde una experiencia de fe.

 

              A las 8.30, se reúnen la Comunidad Capitular para dar continuidad al trabajo referente a la formación del Instituto: profundización personal, reflexión comunitaria, y plenaria de socialización, enriqueciendo el trabajo con los aportes de cada uno de los grupos.

 

             Damos gracias a Dios por toda su presencia en el desarrollo del XXI Capítulo General, sobre todo porque los temas tratados son espacios de verdadera teofanía para nuestro Instituto y la Iglesia.