Ejercicios Espirituales en la vida

San Rafael, 01 de Agosto del 2018

 

ELEGIR PARA SER LIBRES, Y SER LIBRES PARA SERVIR…

 

Nuestras hermanas de la comunidad capitular, en este día culminan los ocho días de Ejercicios Espirituales con una fervorosa Eucaristía, dando gracias a Dios por tanto bien recibido.

 

En la homilía se hace hincapié el evangelio del día: la parabola del Tesoro escondido, quien lo encuentra vende lo que tiene y adquiere el Tesoro. En la vida diaria, nuestro Tesoro es Cristo que se manifiesta de mil maneras, si lo encontamos personalmente, seremos capaces de sacrificar todo para seguirle a su manera. Así lo hizo Mercedes de Jesús Molina.

 

Esta reflexión nos invita a permanecer en constante discernimiento para buscar y hallar la Voluntad de Dios, teniendo en cuenta, como un criterio, que lo que no es bueno en sí mismo, no es materia de discernimiento.

 

Nuestra mirada tiene que estar purificada, dice el sacerdote, para conocer la voluntad divina. No podemos olvidar, que al salir de Ejercicios, somos las mismas pero con mirada diferente.

 

Luego del desayuno, nuestro Gobierno General, invita a la Comunidad Capitular a vivir un día de descanso, preparándose para continuar en el trabajo capitular. Con mucha creatividad y cooperación de las hermanas se dirigen hacia la Merced para aprovechar el compartir fraterno y acercamiento entre unas y otras.