1.    NATURALEZA Y FINALIDAD

 

Art. 1.  De acuerdo  con el Código del Derecho Canónico, y decreto No. 6  del XVIII Capítulo General de Hermanas de “Santa Mariana de Jesús”  (Riobamba -  24 - 08 -  2000), el Instituto vela necesidad de  crear,  “La Fraternidad Marianita Laical”,  ésta es una Comunidad de Laicas/os  católicos que animados  por el mismo Espíritu revitalizan  y animan la misión  de la  Iglesia, con  la  riqueza del Carisma y  Espiritualidad del Instituto. 

 

Su  finalidad  deriva del bautismo, es dar a conocer la novedad del Evangelio y recrear el fin para lo que fueron fundadas las Marianitas: “Es no solamente cuidar de la propia salvación y santificación con la divina gracia; más también con la misma procurar la salvación y santificación de los prójimos, particularmente en la Cristiana educación de las Huérfanas, por medio de la vida activa y contemplativa” (Constituciones Primigenias No.1)

 

La Fraternidad Marianita Laical en fidelidad al Carisma, desde su opción peculiar  cooperará en  la  Salvación propia y de las /os hermanas/os, “siendo amor misericordioso donde hay  dolor humano”. (Doc. Capitular.2000)

Art. 2.  Actualmente, con Sede en la ciudad de Quito, capital de la República del Ecuador, lugar donde reside el Gobierno General del Instituto de Hermanas de “Santa Mariana de Jesús”, se establece la oficina central de la Fraternidad Marianita Laical  en constante comunicación con la Presidencia Internacional Laical.

 

FUENTES DE INSPIRACIÓN

 

Art. 3.  La Fraternidad tiene sus fuentes de inspiración en la Palabra de Dios, en el Magisterio y documentos que la  Iglesia difunda al mundo para el fortalecimiento de la fe, la Constitución y el reglamento que sustenta la espiritualidad y carisma de la Beata Mercedes de Jesús; y los signos de los tiempos

 

 Art. 5.A la F.M.L. pueden pertenecer todos los bautizados (as), cristianos católicos, quienes  fieles a su compromiso bautismal, desean vivir el  Evangelio según el Carisma y  la Espiritualidad de Mercedes  de Jesús y Mariana de Jesús: 

· Hombres y mujeres solteros (as) conservando siempre el derecho de elegir su estado de vida.

· Matrimonios católicos (la pareja o uno de los dos)

· Las familias  (padres e hijos)

· Ex – religiosas/os

· Ex – alumnas/os Marianitas

· Viudos y Viudas.

· Divorciados/ separados, que den testimonio de Vida Cristiana

 

PROYECCIÓN MISIONERA

 

Art. 20. La misión como compromiso bautismal, entraña el empeño de asumir actitudes evangelizadoras en la vida cotidiana y promover el bien común de la sociedad con el Carisma y dinamismo apostólico de Mercedes de Jesús Molina, en discernimiento comunitario, de acuerdo a los principios carismáticos.